sábado, 23 de abril de 2016

Día del Libro 2016

Hoy, 23 de abril, es el Día Internacional del Libro, que este año es especial porque en el 2016 se conmemoran los 400 años del fallecimiento de los escritores Miguel de Cervantes y William Shakespeare. 

Como todos los años, voy a aprovechar este día festivo (en mi comunidad, se celebra también San Jorge y, por lo tanto, es fiesta) para pasearme por los puestos de venta de libros, que salen hoy a la calle para disfrute de los que somos apasionados de la lectura, y hacerme con algunas novedades literarias. Un título que ya tengo elegido es Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York de Gail Parent, que me ha llamado la atención por las reseñas que he leído. Aunque esta novela se publicó en 1971, la editorial Libros del Asteroide volvió a editarla el año pasado.

Por lo que he leído, Sheila Levine es una chica que vive en Nueva York, que ha cumplido treinta años, que no tiene pareja y que considera que su vida es un desastre, así que llega a la conclusión de que solo hay una solución: el suicidio. Pero antes de hacerlo, debe dejar sus cosas en orden y explicar los motivos en una divertida nota. Considerada la antecesora de Bridget Jones, de Carrie Bradshaw de Sexo en Nueva York o de Hannah Horvath de Girls, Sheila Levine nos muestra que los problemas de una treinteañera de principios de los años setenta son los mismos problemas que los de una chica de hoy en día. Con este argumento, ¡seguro que me gusta!




¿Habéis leído ya este libro? Si es así, ¿os ha gustado? ¿Y también vais a comprar hoy algún libro para celebrar el Día del Libro?

¡Feliz Día  Internacional del Libro 
y Feliz San Jorge!


martes, 19 de abril de 2016

Aceites

Hasta no hace mucho el binomio aceite y piel hacía saltar todas las alarmas. De hecho, la etiqueta oil free (sin aceite) ha sido durante años el reclamo de muchas marcas cosméticas. Pero ahora las fórmulas en aceite son "lo más" para cuerpo y rostro, ya que resultan perfectas para hidratar, proteger y reparar. 

Los aceites son potentes hidratantes porque su naturaleza es similar a la de los lípidos de la piel, que se encargan de sellar las células más superficiales para evitar la deshidratación. Además, son capaces de llegar a las capas más profundas, donde realmente hay que tratar para retrasar los efectos del envejecimiento.

Entonces, ¿por qué su mala fama? Pues porque existe la falsa creencia de que los aceites son comedogénicos, es decir, que aumentan la producción de sebo, obstruyen los poros y provocan puntos negros. Sin embargo, que un producto sea viscoso no significa que favorezca la aparición de grasas.

Cada vez más marcas de cosméticos incorporan aceites en sus fórmulas para aportar a nuestras pieles todos esos efectos beneficiosos. 


Sérum de noche al aceite de Biotherm

Crema con microperlas de aceite de L´Oreal

Aceite de ducha de Rituals

Aceite desmaquillante de L´Occitane

Aceite tonificante corporal de Clarins

Aceite para el rostro de L´Occitane

Sérum revitalizador de Kiehl´s

Crema de noche de The Body Shop


Pero no solo podemos encontrar productos destinados al rostro o al cuerpo en cuyas fórmulas se incluyan aceites, también hay en el mercado productos destinados al cabello, que hidratan las cabelleras más secas y castigadas. Algunos productos se aplican antes del lavado y se dejan actuar durante unos 20 minutos. Otros se extienden sobre el pelo cuando está seco. Y también hay champús que incorporan aceites en su fórmula, porque se funden con la grasa y la suciedad del pelo y la arrastran.


Línea Elvive Aceite Extraordinario de L´Oreal

Aceite milagroso Fructis de Garnier

Aceite capilar de Weleda


¿Habéis probado algún producto que contenga aceites en su fórmula? ¿Qué tal los resultados?