lunes, 13 de junio de 2011

Petit Canard, de Chopard

En estos momentos en que todas estamos pensando en la playa, en la piscina, en tomar un baño al sol..., Chopard nos muestra que los patitos amarillos ya no son solo para el baño. Ahora también son anillos.

En 2010, con motivo del 150 aniversario de Chopard, Carolina Gruosi-Scheufele, su directora creativa, diseñó 150 piezas de alta joyería inspiradas en el mundo de los animales. Dentro de la colección "Animal World", podemos encontrar esta preciosidad de anillo, formado por diamantes y zafiros amarillos, un topacio azul, turmalinas, amatistas y lapislázuli.




Además de ser un diseño muy divertido, la posición del patito se puede girar pulsando el botón de cierre.

¿A quién no le gustaría darse este capricho? Aunque, eso sí, hay que tener en cuenta su precio: 124.000 euros.

1 comentario: